domingo, 8 de enero de 2017

Las tormentas siempre cesarán...

Guarda la calma, alma mía, y respira, respira en medio del caos de este mundo.
Tan sólo estás presenciando el paso de la forma.
Lo que eres no puede pasar, no morirá, no terminará cuando todo termine. 
Esto es sólo un juego de ruido y sombra, de luz y silencio, y tú, por siempre, anclada, en tu núcleo, tan en paz, nunca presenciada, sino presenciando a través de ojos inocentes, invisible...

Las tormentas siempre cesarán...

Rûmi