miércoles, 6 de septiembre de 2017

Mindfulness Meditación





Normalmente la meditación se ha planteado al público como una práctica pasiva, donde el cuerpo adopta una postura estable y la atención reposa en el interior. Sin embargo también hay otra forma de enfocar la práctica, una donde los sentidos están activos en el mundo externo. En este tipo de práctica contemplativa es en que se basa el método Mindfulness o atención presencial.

La palabra Mindfulness no tiene una traducción exacta al español, por este motivo se utiliza la palabra inglesa. No obstante, podría traducirse como consciencia plena o consciencia testigo, que implica posar la atención en el momento presente de una manera limpia, con aceptación, sin esfuerzo, tal  como es, sin pretender controlar y fluyendo en lo que acontece en un instante presencial.

Proveniente de la tradición budista asociamos el estado Mindful (atención plena) a una práctica de meditación externa o contemplación, donde los sentidos se vuelcan completamente sobre los objetos externos o lo que acontece y el sujeto pierde protagonismo ocupando todo el campo de percepción.

Poner la atención donde corresponde a cada momento en la vida cotidiana es el reto de esta hermosa práctica.


Beneficios de la práctica Mindfulness:

Ø  Fortalece el sistema nervioso y el sistema inmune.
Ø  Reduce el estrés.
Ø  Mejora el descanso a través del sueño profundo.
Ø  Instaura el estado de presencialidad en la percepción.
Ø  Se desarrolla un profundo auto-conocimiento y discernimiento en la vida cotidiana.
Ø  Se aprende a gestionar el mundo emocional con el entorno.
Ø  Se despierta la compasión, vivir con pasión la vida desde el corazón.




Irma González Rivas
Profesora de Hatha Yoga y Meditación.
Instructora del Método Mindfulness.